Retrato de Carlos Antonio de España

Archivos

ace_745.jpg

Citación

“Retrato de Carlos Antonio de España,” Archivo China España, 1800-1950, consulta 16 de julio de 2018, http://ace.uoc.edu/items/show/745.

Título

Retrato de Carlos Antonio de España

Fecha

1879-06-15

Descripción

Además del presente retrato, el mismo número de La Ilustración Española y Americana publica la siguiente nota biográfica del Ministro plenipotenciario Carlos Antonio de España:

Ingresado en la carrera como agregado diplomático en 1855, ya al siguiente afio era enviado á las Repúblicas del Centro América en calidad de segundo secretario. Apenas restablecido de una grave enfermedad que allí puso en peligro su vida, nombrósele secretario déla legación en el Rio de la Plata, siendo trasladado de su residencia á los Países-Bajos, en donde permaneció largos años, basta que en 1869 el Gobierno le confió el puesto de Encargado de Negocios de España en la Confederación Argentina.

En la colección de periódicos que en aquella época se publicaban en Buenos-Aires hallamos pormenores de loa servicios que le fué dado prestar en tan difícil puesto, tales como el arreglo que alcanzó, estableciendo la intervención de los cónsules de España en las sucesiones intestadas de nuestros compatriotas, y el reconocimiento y pago de los empréstitos forzosos impuestos á los españoles durante la guerra de la independencia de aquella República. Completó su misión en el Rio de la Plata echando los cimientos de un hospital español, de cuya humanitaria obra se había ocupado durante todo el tiempo que permaneció en Buenos-Aires, teniendo ademas la suerte de prestar algunos servicios á nuestros compatriotas durante la terrible epidemia de fiebre amarilla que asoló aquella ciudad en el año de 1871.

Trasladado después el Sr. España á la Comisión de límites entre nuestra nación y el vecino reino de Portugal en calidad de Presidente, permaneció en este puesto hasta la supresión de la misma, siendo después, en 1876, enviado al celeste Imperio como Ministro plenipotenciario.

En Pekín es, quizás, donde mayores servicios ha prestado el Sr. España, puesto que para nadie es un secreto la difícil situación en que se encontraban nuestras relaciones diplomáticas con aquel Imperio á consecuencia de haber sido violado el tratado de Fisntein por la prohibición hecha por el gobierno imperial de permitir la emigración de trabajadores chinos á la isla de Cuba, estipulada en uno de los artículos de aquel tratado. Después de varios años de laboriosas negociaciones , consiguió ajustar el convenio de emigracion recientemente publicado en la Gaceta oficial, cuyo pacto ha de servir de base para llevar á nuestra preciosa Antilla la población agrícola que hoy, más que nunca, necesita, é imprimió á nuestras relaciones con la corte de Pekín el sello de amistad y buena armonía que claramente demuestra la llegada á Madrid de la Embajada china, de que dimos cuenta en nuestro número de 30 de Mayo próximo pasado.

El arreglo y pago de la reclamación iniciada por el Gobierno español hace diez y seis años por el naufragio de la barca Soberana es otro de los servicios que eu China ha prestado el celoso funcionario de que venimos ocupándonos.