Li Hongzhang en una portada

Archivos

ace_285.jpg

Citación

“Li Hongzhang en una portada,” Archivo China España, 1800-1950, consulta 22 de agosto de 2017, http://ace.uoc.edu/items/show/285.

Título

Li Hongzhang en una portada

Fecha

1909-07-14

Descripción

La aparición en portada del diplomático chino Li Hongzhang 李鴻章 (1823 – 1901) da cuenta de su popularidad en Europa a principios de siglo. En la explicación de su portada, Por Esos Mundos pinta un retrato de un Li déspota y maquiavélico, imagen que cambiaría algo tras su participación en las negociaciones del protocolo Bóxer en 1901.
Fué general en jefe del ejército imperial cuando la guerra chino-japonesa, y, abusando do su omnímoda influencia, ejerció tiránico poder, conquistándose antipatías de sus súbditos que no tuvieron otro remedio que soportar á aquel magnate. Dueño de inmensa fortuna, viajó por Europa cuando se hallaba en el apogeo de su gloria, siendo recibido más como un soberano que como un simple enviado extraordinario. Esto viaje triunfal de Li-Hung-Chang inauguró la era de las desgracias que desde entonces vienen persiguiendo en su país al célebre personaje. Sus muchos enemigos, aprovechándose de su ausencia, fueron minándole influencia y prestigios cerca de la emperatriz china, que empezaba á manifestar su despótico poder y á absorber el mando del emperador, y en virtud de estos manejos fue enviado Li-Hung-Chang al virreinato de Pet-chili, relegado más tarde á un lugar secundario en el Tsong-li-Yamen (Consejo del imperio) y casi deportado últimamente del teatro de las intrigas con la designación en él recaída para virrey de Cantón. Li-Hung-Chang, como todos los hombres que han llegado al colmo de la jerarquía, no se conforma con su suerte. Debió su gran preponderancia en el Celeste Imperio á la revolución, de los Taipings, que él mismo provocó, y hoy, pasados cuarenta años de aquellos lamentables sucesos, quiero restablecer su influencia y su fortuna sin reparar en medios, y su afán es aprovecharse de las turbulencias de la formidable insurrección de los boxers para obtener do este movimiento las mismas ventajas que logró cuando la sublevación de los Taipings.

Fuente

Por esos mundos, año 1, Nº. 27, 14 de julio de 1900 / Biblioteca nacional de España.