¡Wuhan será nuestro Madrid!

Caricatura del acuerdo anglo-italiano

Caricatura sobre el acuerdo anglo-italiano

Autor: Xavier Ortells-Nicolau

"China atraviesa por la misma situación dramática que padece España. El horror de la guerra de invasión sacude su suelo y llena las ciudades de destrucción y de muerte."

En la España republicana, se estableció un paralelismo entre el avance japonés en China y la situación bélica local. El periodista Jaime Menéndez hablaba, en 1937, de como se estableció "una relación íntima entre las dos invasiones: la germanoitaliana, que resiste con gallardía y arrojo el pueblo español, y la japonesa, que va aplastando el pueblo chino."

Algo parecido sucede en China. El 19 de junio de 1937 Mao Zedong, en calidad de líder del soviet de Yan'an, publicó una nota de prensa en la que expresaba la solidaridad del pueblo chino con la lucha española contra el fascismo, que Mao describe como un enemigo común y destaca la importancia de que diferentes partidos se unieran en el Frente Popular (1936), deseando que una alianza de partidos similar se hiciera realidad en China.

En un par de ocasiones se hace referencia a la cantidad de noticias que revistas y periódicos de China publican sobre la guerra en España. Sirva como ejemplo la caricatura publicada en una de las muchas publicaciones donde colaboraron artistas comprometidos con el esfuerzo patriótico, el Guangzhou Manhua. El dibujo satiriza el acuerdo anglo-italiano (en vertical, 英意协定), firmado el 2 de enero del 1937 y por el que los dos países se comprometían a mantener el status quo en el Mediterráneo. Tildado de "un capítulo oscuro en la historia de la diplomacia moderna" (现代外交史黑暗的一页), la caricatura muestra a una Inglaterra en actitud submisa frente a un Mussolini encumbrado, mientras Abisinia y España yacen a sus pies, víctimas del pacto.

Asimismo, en agosto del mismo 1937, en el discurso "Por la movilización de las todas fuerzas de la nación en la guerra de resistencia" (为动员一切力量争取抗战胜利而斗争), Mao llamaba la atención sobre el caso español como una lección para China, especialmente para el Guomindang:

todo el pueblo chino y las autoridades del Kuomintang deben aprender a fondo la lección de la pérdida del Nordeste de China, de Peiping y Tientsín, escarmentar con la caída de Abisinia, conocer la historia de la victoriosa lucha de la Unión Soviética contra sus enemigos extranjeros, aprender de la actual experiencia de España en su triunfante defensa de Madrid, y unirse firmemente para combatir hasta el fin en defensa de la patria. De aquí en adelante la tarea es: "Movilizar a todas las fuerzas para la victoria de la Guerra de Resistencia", y la clave para su realización es un cambio completo y radical de la política del Kuomintang.

Brigadistas chinos

Soldados chinos entre los brigadistas internacionales en el campo de concentración de Gurs

Además de las conexiones entre sendos Partidos Comunistas, parte de esa conexión se estableció a través de los brigadistas chinos que tomaron parte en la guerra civil y que, a su vuelta, contaron su experiencia. La larga resistencia de Madrid durante la Guerra Civil española sirvió de modelo a las tropas chinas durante la batalla de Wuhan, de junio a octubre de 1938. "¡Defendamos Madrid!" (保卫马德里) se convirtió en una canción popular entre las tropas chinas.

 

Lanzad granadas de mano de gran poder explosivo
contra Franco, incendiario y asesino.
¡Álzate, álzate, pueblo español!
Por tu hogar y libertad,
por tu independencia;
refuerza el frente de la lucha y
de la libertad.
...
¡Defiende Madrid!
¡Defiende la paz del mundo entero!

Apodada "el Madrid del este" (Dongfang de Madeli 东方的马德里), Wuhan era una metrópolis de dos millones de habitantes de gran importancia estratégica: situada en el curso medio del Yangzi, Wuhan se convirtió, tras la caída de Nanjing, en el centro político, militar y económico de la resistencia. Wuhan debía ser lo que Madrid era en España: el bastión que sirviera para que todas las fuerzas antifascistas superaran sus diferencias y se unieran para frenar el avance japonés. En "Sobre la guerra prolongada" (Lun chijiuzhan 论持久战), Mao Zedong se preguntaba:

¿Dónde estará el Madrid chino? Estará allí donde se logren las mismas condiciones que en Madrid. Hasta ahora China no ha tenido ningún Madrid, y en adelante debemos esforzarnos por crear algunos, pero ello depende enteramente de las condiciones. Y la fundamental de ellas es la amplia movilización política del ejército y el pueblo enteros.

Partitura de <em>Defendamos Wuhan</em>

Partitura de "¡Defendamos Wuhan!"

A su vez, el estribillo de otra canción de la época, "¡Defendamos Wuhan!" (Baowei da Wuhan 保卫大武汉!) dejaba clara esta asociación:

La sangre caliente hierve con justa indignación en el lago Boyang,
las chispas vuelan por encima del Yangzi,
la nación entera ruge con rabia:
¡Defendamos Wuhan!

Wuhan es el corazón de nuestra guerra de resistencia,
Wuhan es hoy nuestra ciudad más grande, 
y la defendemos sin decaer.

Del mismo modo que los españoles defienden Madrid, 
acabaremos con el ataque enemigo, 
y consolidaremos nuestro frente anti-japonés.
¡Defendamos Wuhan!

 

 

 

 

 

 

 Referencias

  • "The People of China Express Solidarity With Spain", International Press Correspondence, volumen 17, Nº. 26, 19 de junio de 1937. Fuente: Marxist Internet Archive.
  • MAO Zedong, "Por la movilización de todas las fuerzas para la victoria de la Guerra de Resistencia", 25 de agosto de 1937. Fuente: Marxist Internet Archive.
  • MAO Zedong, "Sobre la guerra prolongada", mayo de 1938. Fuente: Marxist Internet Archive.

 

Citación recomendada

Ortells-Nicolau, Xavier. “Itinerario: Conexiones en el comunismo internacional”, Archivo China-España, 1800-1950, [fecha de consulta], http://ace.uoc.edu/exhibits/show/conexiones-comunismo-internaci/wuhan-sera-madrid

¡Wuhan será nuestro Madrid!